La importancia del diseño para tu empresa

Puede que no te parezca relevante, pero la importancia del diseño para tu empresa empieza desde entregar un producto u ofrecer un servicio con un diseño deficiente. Puedes causar un impacto negativo en tu empresa y recuerda: Solo tienes una oportunidad para generar una primera buena impresión

 

“Los empresarios deben tener en cuenta el valor del diseño antes de comenzar cualquier proyecto”, dice Jan Habraken, fundador de FormNation, un estudio de diseño con sede en Nueva York.

Habraken explica que la belleza y la función son importantes. “Por eso animamos a los empresarios a tener en cuenta todos los aspectos de cómo se presentan sus negocios al público, por eso la importancia del diseño para tu empresa”.

Algunos consejos para impactar con el diseño de tu empresa:

– La forma de presentar sus productos les dice a los clientes quién eres.

“Su logotipo, el embalaje y el producto comunican el mensaje acerca de tu empresa”, dice Habraken. “Determina cómo su cliente lo percibe”. Este especialista comenta que Apple hace un gran trabajo de comunicar sus valores a través del diseño de sus productos. “Echa un vistazo a una MacBook o iPod. Todo está muy bien organizado y diseñado, deja la impresión de que Apple es una empresa con eficiencia y calidad”.

– La estética puede mejorar las ventas

Un buen envase de producto ha demostrado ser un factor decisivo cuando la gente hace una compra o frecuenta un negocio. Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Missouri encontró que el área de espera de algunos restaurantes motiva a las personas a quedarse y esperar. Echa un vistazo a la competencia y piensa qué ideas puedes utilizar, además, no descartes invertir en la contratación de un profesional para renovar el look de tu empresa.

– Un diseño para tu empresa más eficaz elimina la confusión del cliente

Habraken dice que las cosas que nos irritan en la vida a menudo son las que están mal diseñadas. Los dueños de negocios deben prestar atención a los comentarios y quejas del cliente. “Mejorar las lectura puede ser tan simple como cambiar la fuente o la cantidad de espacio en blanco”, dice Habraken. Presentar la información de manera clara y lógica ayudará a los clientes a entender fácilmente el mensaje y cómo usar el producto.